Navegando por la vida

Por: Martha Estela Torres Torres
ffyl
Letras Españolas
Publicado: 2014-04-03 10:00:00

Sigues sentado cómodamente en el sillón viendo tu programa favorito sin arriesgar energías, solo tienes que esperar un comercial para disfrutar un sándwich de jamón y queso con mucha mayonesa, pepinillos, dulces, lechuga o tomate. Tu vida está solucionada, gira entorno a los amigos, la novia, la computadora, la música, los videojuegos, la moda, los antros, las pizzas y el fútbol. Eso sí, te sorprendes mucho cuando mamá o papá te encargan algún trabajo. “¿Yo, y por qué yo?” preguntas airadamente cómo es posible que aparte de ir a la escuela, hacer tareas, investigar en el Yahoo, copiar apuntes, leer el Lazarillo, hacer ronda y levantarte temprano, tengas además que poner la mesa, ir al Oxxo, pasar por las tortillas, lavar el carro o regar el jardín, pero, si no tienes tiempo, pues llegando de la escuela lo único que quieres es comer; te mueres de hambre y aunque ves claramente que mamá no ha terminado la comida, le falta desmenuzar la carne, hacer el puré, y está librando una batalla campal con el abrelatas, ni siquiera se te ocurre ofrecer la fuerza de tus músculos para realizar tales proezas; después de comer ni siquiera levantas el plato y si por accidente se te cae algo llamas a Chonita para que barra la cocina. Más tarde necesitas reposar la comida y te apresuras para acomodarte en el mejor sillón por si te dan ganas de dormir, es que la verdad, te quedaste muy tarde navegando en Internet.


Después de dos horas de sueño hablas por teléfono cuarenta minutos antes de ponerte en remojo por más de media hora y cambiar de peinado veinte veces por lo menos para quedar guapo y salir a contemplar las maravillas de la naturaleza y visitar los mejores antros de la ciudad. Aspirar la sala, secar los platos, tender la ropa, sacudir los muebles, sacar la basura claro que ni mencionarlos, pues según tú, son trabajos de viejas, pero eso sí, mamá: “dame para ir al cine, repórtate con los libros, necesito para la gasolina, falta pagar la inscripción, tengo que ir a clases especiales, quiero comprar unos lentes, cortarme el pelo, ya no tengo pantalones ni camisas, me faltan tenis, no tengo nada decente para El Cubo; nomás falta que vaya en estas fachas y sin Hugo Boss. ¿Y ahora qué le voy a regalar a Selene en su cumpleaños? Ya no me alcanza ni pa´ las burgers ni pa´ los montados y ni siquiera pa´ las copias. Es verdad que el déficit económico del país nos está afectando a todos. Y pa´ acabarla mis cuates se van a ir a la playa estas vacaciones y yo me quedaré solo como un cangrejo pensando en la inmortalidad de la almeja y sin un quinto. Es que ustedes no me entienden, trabajan mucho, no tienen tiempo para mí, únicamente les interesa el negocio y sus amistades ¿y yo qué, a poco quieren que todo mundo se entere que les hago los mandados y les barro la cochera? Es que nomás quieren a mi hermana, a ella sí le prestan el carro y no la regañan tanto. Yo sé bien que soy la oveja negra de la familia y que no me parezco ni tantito a ustedes en lo responsable y que tampoco tengo ideas brillantes; pero lo que pasa es que ya me agarraron idea, desde que tengo novia ya no son los mismos conmigo, ¿creen qué no me he dado cuenta que Selene no es santa de su devoción?


Además ustedes ni se fijan que ya casi no salgo con mis cuates ni que me desvelo tanto, ni tampoco que ya tengo tres días sin fumar…la neta ya no salgo tanto porque como ustedes se dieron cuenta, casi todos mis cuates se fueron a estudiar a extranjia, mientras que yo sigo sepultado entre estas cuatro paredes sin tener oportunidad de conocer mejores lugares ni chicas cuerpiinteresantes. Si ustedes confiaran deveritas en mí podría ir a Wichita o a UTEP y la armaría con el inglés, pero no, lo que pasa es que no me tienen ninguna confianza y me limitan demasiado, nomás porque troné cuatro materias. Pero ya voy a tomar clases particulares para nivelarme y en un dos por tres me graduraré con honores y mención al mérito artístico o plástico, ah es lo mismo, ¿verdá?, entonces sí, verán ustedes que hasta chamba voy a conseguir, entonces sí: lentes Paco Rabane y playeras Armani, pantalones Calvin klein, loción Jaguar y 212, chamarras de piel y gamuza Café Rock y por si fuera poco, pasar el fin de semana en La Gitana y comiendo a todo mecate en el Apples bees, disfrutar las cheves, saborear los vodka, pero sin agua quina porque amarga, aprovechar las carnes asadas, probar el horno al salmón, digo, salmón al horno y saborear las trufas y los capuchinos y olvidarme para siempre de limitaciones y de andar lavando carros para completar el Palenque y escuchar en primera fila, acompañado de Chaquira o de Paulina Rubio… la voz imperial de México… de Chente o de Alejandro en voz actualizada y para que no se entuman oíremos con tres tequilas puestos ¿a poco el palenque es una cantina abierta? A mí no se me hace, pero ahora que lo dicen estoy recordando que nomás queda el piso tapizado de aluminio con la modelo del año o la chica sol iluminando las latas vacías… la voz de Joahan Sebastian o del Buki que tienen arreglos fregones con mariachi. Por cierto… qué tanates lo de Sebastian, venir a cantar después del sepelio de su hijo… ¡No manchen, que tamaños los del señor! No, de que los hay los hay, pero ¿pa´encontrarlos, dónde? No que el Noa- noa, Noa-noa de Juanga o Que-ri-da Que-ri-da ya ya me tienen harto. Mejor me gustaría ir a escuchar el Recodo que está más de ambiente, con ese grupo sí, para que vean, vale la pena desvelarse, por cierto he estado pensando que el día de San Valentín llevaré mariachi y no esos pollos que son la burla de los suegros.


Entonces, cuando aprecien mi trabajo y me aumenten considerablemente el sueldo, entonces sí conseguiré los aparatos musicales más sofisticados y modernos y tendré mi propia colección de los hits más recientes y entonces viviré mi vida como es debido, me libraré de reglas estudiantiles y sobre todo de la autoridad familiar, entonces sí, la voy armar a lo grande, juntaré para un convertible, 0 un coche con quema coco y todo y compraré una guitarra eléctrica, un bajo y una batería; no, no de cocina no, y hasta podré rentar un apartamento amueblado para pachanguear con mis cuates, esa sí será vida y así podré disfrutar la libertad que tanto ansío, porque desde que me acuerdo, ustedes no me dejan salir ni a la puerta, siempre tengo que avisar a dónde voy y dónde ando y de pilón con quién, pero eso se tiene que terminar, ya no quiero que me presionen con los estudios, ni con el pelo largo ni las camisetas ni con el modo de hablar, pues la chaviza de hoy en día habla claramente sin rodeos y con palabras breves y chidas. Ay, sí ya lo sabía, siempre lo mismo, cada rato me refieren lo del choque, pero de veritas que yo no tuve la culpa, fue el idiota del taxista el que iba a exceso de velocidad y eso que traía pasaje, a dos viejitas, ¡qué bruto! Lo que pasa es que a mí me echó la culpa, el muy ingrato, dizque porque él estaba bien fregado, el pobre. Además, ustedes ni salieron perjudicados ya que la aseguradora pagó todo ¿o no? Ya sé que a ustedes lo único que les importa es lo material, ¿y yo qué, a ver, si quedo rengo o tullido para siempre, me hubieran regañado y castigado igual? ¿Ah no, verdad? Total, ya ven, ni el alboroto que hicieron, pues tengo buenos reflejos y eso sí, nadie maneja como yo, aunque tarugos hay donde quiera y ese taxista se me atravesó y pa´acabarla hasta disculpas tuve que darle nomás por obedecerlos a ustedes que alcabo ni comprenden que yo tengo muchos problemas en la vida y en la escuela, fíjense; Selene ya me anda sacando la vuelta, me dijo Lore que ya le gusta otro chavo, uno de la onda dark por eso la oscuridad me invade desde entonces, lo sé porque perdí la apuesta de los Malosos de Nueva Inglaterra ¡por mala suerte! y ya no voy a poder presentar los extraordinarios pues aposté toda la lana que me dieron, pero eso sí, les juro por Diosito santo, que por poquitito gano el doble, nomás que el hombre oscuro que se atravesó en mi vida me trae asoleado, tiene neuma y no cabe duda que me trae mala vibra. ¡Mira qué gustarle a Selene, si está tan grandote y feo. ¡Yo no sé que le ve…mi chaparrita y cambiando de tema… sí, si con eso de que en la escuela nomás se pueden presentar dos materias a la vez, pues lo friegan a uno.


Se ve clarito, que lo hacen a propósito, para que ya no vuelva uno el próximo semestre, para darle el lugar a otro más tarugo, pero seguramente mejor recomendado. A mí hasta ganas me dan de ir con el direct a ver si me aliviana, ya que dicen que es buen onda como el anterior, pero con cuatro tronadas lo más seguro es que me mande a la ferretería por un tubo y ya no vuelva a ver a la raza de mi scul por culpa de la odiosa maestra lagañosa de física que ya me trae de encargo. Fíjense, a todos les aceptó un mugrero de trabajo, nomás a mí me puso mil pretextos para tronarme y vengarse, pues ¡la venganza es más dulce que la miel!, seguramente de las bromas que le hice en el salón. Yo nomás sugerí que tenía memoria de elefante y que es bien naca, pues trae falda corta con botas vaqueras, ya ni la hace, y además usa el pelo tricolor, con eso de que nos gustan rubias se cambian el tinte cada ocho días y ya lo trae todo veteado ya hasta chicloso se le ve. Ah, y de pilón usa lentes de la época de la inquisición, pero la inquisidora es ella. Desde el principio se le notó que la trae conmigo, nomás porque yo no le regalo chocolates ni donas en el recreo, claro, a los barbones les da varias oportunidades; si esto es lo mismo en todos lados, con mordidas consiguen todo lo que quieren, fíjense nomás, es que ustedes no saben las de Caín que sufro, pues el profe de deportes que no sabe nada de americano siempre me deja en la banca con ganas de tacklear a los fresas defensivos de tercero que son sus consentidos, que porque nunca llegan tarde ni faltan a los entrenamientos, que porque no tiene ninguna reprobada y que tienen el vigor y la destreza para dar embestidas rabiosas y someter al equipo contrario, pero en realidad son unos faulistas y tienen el récord de faltas, y eso no merece ningún reconocimiento, al contrario deberían respetar a los jugadores en todo sentido y no andarlos golpeando así nomás, que porque les caen mal o porque les huele la boca o el sobaco… ¿nomás por eso? pero total, yo ya me resigné a no ser el campeón de la temporada; alcabo ya vendrán tiempos mejores y entrenadores más guenos que sepan descubrir los talentos y los nuevos valores.


En definitiva, me conformo con mi buena suerte si no me toca la de química, esa espantapájaros que no tiene novio ni corazón, y si acaso me equivoco y sí tiene músculo cardíaco, seguramente será de acero porque resiste los proyectiles más poderosos y de alto alcance, por lo mismo no se apiada de nadie y aunque uno le llore y le llore todo el día no le hace caso ni le regala ningún punto extra aunque termine la practica a tiempo y resulte positivo el experimento si uno no se equivoca de ácido ni agrega formaldehido al nitrato, ya que explotaría el laboratorio junto con los nerd que abundan hoy en día. Pero yo, les aseguro, jamás haré mal a nadie, ni tampoco les deseo mala suerte a los vanidosos, nomaás: ¡Un rayo los parta! Creo, firmemente, en la justicia divina y estoy convencido que todos los malvados, tarde o temprano, se coserán a fuego lento. ¿Se pondrán rojitos? Dejénme hablar, por favor, ustedes no saben escucharme ni comprenden la angustia existencial que me corroe el alma y la gran preocupación que sufro por terminar una carrera universitaria, pero necesito recargar las pilas, tomar unos días de descanso e irme siquiera unos días a Majalca o a Basaseachic a visitar de nuevo la piedra del gigante, ¿la conocen? Es la que queda a espaldas de la cascada, casi nadie la conoce, por donde se reunen las tres caídas de agua, vertientes de los ríos: el de Candameña, el de Basaseachic y el otro ya no me acuerdo, pero es donde se quedaron varados a media luna, digo a media altura, los alpinistas italianos ¿eran italianos? en una de esas dizque aventuras de montaña: gran turismo espectacular, turismo de vanguardia: la sierra y sus defensores. Arareco y los nadadores de alto rendimiento. Híjole, y pensar que esa ha sido la ilusión de toda mi vida, cruzar el lago y en invierno, ¿ustedes creen que lo pueda lograr sin aletas? Miren, padres míos, ustedes que me han dado la vida, que me han visto crecer en un mar de dificultades, deben tratar de comprenderme, porque la vida está cab… digo…canija, verdá de Dios y sin que yo le agregue, pero es que la competencia está ruda, en todos lados te ganan la partida, que si en la escuela, que si con las morras, que si en los deportes… ahora dizque con la globalización: todo resulta altamente competitivo ahora con eso del tratado de libre comercio… todo está más redifícil por eso tienen que darme su respaldo y su apoyo incondicional para que yo pueda prosperar a lo grande, ustedes tienen que comprender porque ya no son los mismitos tiempos de antes en que ustedes vivieron, aquellos tiempos en que todos se ayudaban entre sí a conseguir chamba y a conseguir becas y compensaciones por aquí y por allá, ¿ya habría becas? Miren, no estoy seguro, pero por lo pronto necesito respirar aire puro, abrir mis pulmones en un acto de amor a la vida, para despejar la mente y concentrarme mejor en mi porvenir. ¿Qué será de mí? Me pregunto todas las noches durante el insomnio que me ataca y se burla de Morfeo. Todas las noches hago un recuento de mi vida y la neta que me angustia mi futuro, pues no sé que será de mí el día que ustedes me falten. ¡Me muero de dolor de solo pensarlo! Entonces tendré que irme al otro lado a lidiar con los malditos gringos, esos Jíjos de su madre que ni madre tienen. Tendré que ir a regalarles mi trabajo con el riesgo de perderlo todo hasta mi dignidad y mi nombre, porque pa chambear tengo que comprar un permiso a nombre de otro guey.


Pero eso sería una gran ignominia, una contradicción del mundo; yo, un hijo de familia, creado en los mejores colegios, bueno en los años del kinder, y entre los mejores amigos del mundo, No, ojalá nunca, ni por mala suerte, vaya yo descender a tal grado de ir a besarles las corvas a los pin… Ya mamá, pa´ que veas, yo solo iba a decir… los pin… tados, jíjos de su tiznada progenitora. Reconozco que debo madurar como ustedes dicen y mejorar mis hábitos y superar mis arranques juveniles, sé que debo controlar el caballo negro de mi izquierda e impulsar mi caballo blanco de la derecha para que mi vida se sostenga en el equilibrio y la armonía entre la naturaleza de lo negativo y de lo positivo, de lo blanco y lo negro y de la buena onda y … de lo pen…bueno, sí… también tengo que aprovechar el presente para construir un puente seguro que me proyecte hacia el futuro. ¿Cuál será mi destino? Tengo que hacerme a la idea de que pronto tendré que navegar en alta mar y que solo con una bruja buena, digo: con una brújula buena llegaré a puerto seguro. ¿Me encontraré a Selene en la desembocadura del océano?, oigan, ¿dónde desemboca el océano? Sí mamá, pero permíteme terminar, pues precisamente en estos momentos de confusión y desamparo necesito más de tu cariño y tu consuelo, ¿recuerdas cuándo me contabas los cuentos de Simitrio y del rey Midas? ¿Cuándo me arrullabas entre tus brazos al azotar el viento, las ventanas? Yo sí, cada noche recuerdo las manías del rey Midas que todo quería tocar para que se le volviera oro. ¿Por qué serán tan materialistas e interesados, los reyes y los súbditos? Pero, al grano, al grano y en lo que íbamos: ahora, padres míos, necesito expresarme, decirles que: créanme, ahora necesito más de su comprensión y respaldo para alcanzar y demostrarles la madurez que tanto ansían, pero recuerden que la madurez mental no siempre alcanza los niveles de la edad cronológica, ¿imagínense que yo anduviera ahorita como vagabundo: errando en una ciudad extraña; perdido como un peregrino sin ruta ni fe? Mamá, has pensado alguna vez… ¿qué sería de mí y que sería de ti, con la zozobra y la incertidumbre de un hijo perdido, y yo sin conseguir chamba y sin tener mesada, sin tener qué comer ni en dónde dormir? Sabemos que la vida es dura y tenemos que poner todo nuestro ingenio y nuestro esfuerzo en alcanzar el desarrollo más pleno… ¿Me dejarán ir a la sierra?, miren ahora no les pido ir a la playa ni a ningún lugar lejano; ahora nomás quiero ir aquí cerquita. Por favor, solo diez días, o acaso quince por si me pierdo. Ojalá que no, por eso vamos un grupito para protegernos y cuidarnos entre sí. ¿Supieron que el año pasado se perdieron unos cuates por el rancho San Lorenzo?, eran de un taller literario, del coordinador políglota, ¿qué será políglota? Qué barbaridad…si ellos se perdieron, ¿qué será de nosotros? Claro que nosotros contrataremos buenos guías, nativos del lugar que conocen como la palma de su mano el terreno y las verdes escarpadas; no escatimaremos en ningún gasto y estoy seguro que ustedes en eso estarán de acuerdo, porque necesito…


Okey, okay; sí, tienen razón… les prometo que regresando del viaje les voy a pintar todo el patio y la cochera y le dibujaré alcatraces y flores como las de Diego y utilizaré los colores mexicanos para que den luz y brillantez a toda la colonia. Fiuscha, morado majenta, verde esmeralda y amarillo canario, ah, y azul eléctrico ¿les parece? Les aseguro que les haré toda una obra de arte y… quedarán encantados… ¿Qué, qué? No me interrumpas todavía. Sí, sí mamá, ya lo leí varias veces, ustedes no dejan hablar a uno. Sí, y hasta me lo aprendí de memoria. Mira, aquí tengo la revista donde dice, Karamoya: jóvenes y niños recorren a pie, y a veces, descalzos, hasta veinte kilómetros para conseguir agua. ¿Veinte kilómetros? No, qué va. ¡Qué hueva! Oye, Apa´, ¿cuándo ponen el Dish?”





Compártelo:Compártelo en FacebookCompártelo en Twitter

Autores por orden alfabético
A B C CH D E F G H I
J K L LL M N O P Q R
S T U V W X Y Z
Autores por Unidad Académica
 

Acerca de Exprésate | Bases para envío de aportaciones | Contacto

Universidad Autónoma de Chihuahua

Dirección de Extensión y Difusión - Coord. Gral. de Tecnologías de Información