Doble principio y panteísmo en los estoicos

Por: Marcela Alcalá Domínguez
ffyl
Filosofía
Publicado: 2014-04-03 10:00:00

Doble principio y panteísmo en los estoicos

Introducción

Introducirnos en el tema de la materia y su origen, indagar sobre este aspecto de la física, dentro de este sistema filosófico, que es, el estoicismo, es la razón y objeto del presente ensayo.

El doble principio.

Sabemos pues, que los estoicos vivían conforme a la naturaleza, Para ellos, nada podía ocurrir sin explicación, hay una razón para todo en la naturaleza; y en el ambiente estoico entendemos por naturaleza a todo el mundo como ser viviente, en la que también se origina todo lo existente en la tierra, incluidos aquí nosotros mismos, plantas, animales, etc., es la naturaleza pues, el objeto de estudio de la física del estoicismo.
La física del estoicismo, nos dice que la naturaleza se mueve por si misma, según razones seminales, y que la realidad nos deja percibir un orden perfecto, ya que el universo es todo armonioso, gracias a la relación de un doble principio que lo rige.
Por un lado existe el principio pasivo, traducido como materia, este es inerte y eterno que en virtud del logos, produce todo acontecer. Y por otro lado el principio activo que es el logos o divinidad, es de este logos cósmico y universal, del que también el hombre participa.
Este principio, el activo, es inmanente al mundo, es corpóreo, y actúa sobre la materia (principio pasivo), y abarca tres funciones, la primera es la de la materia originaria, la segunda, una fuerza originaria y la tercera un espíritu orientador, este ultimo mas específicamente dicho: la divinidad dividida a su vez en tres aspectos: kosmos (orden universal), theós (divinidad universal) y logos (razón universal).
Este doble principio también es conocido como materia y espíritu, materia y espíritu están en todas las cosas, todo lo real participa en mayor o menor parte de este doble principio. Cabe aclarar que el espíritu, en esta teoría estoica, no es opuesto a la materia, no es inmaterial, es necesario recalcar que todo es corpóreo y en este caso hay algo de material sutil e invisible. Por lo que este principio activo, es más correctamente conocido como pneuma, un soplo (fatum) que da forma, actualidad y movimiento a la materia, aliento ígneo, ley natural, identificado también como logos, que no solo es un poder físico, si no que también es fundamentalmente racional: es Dios, un alma o mente del mundo que todo lo rige (Razón). Así pues como hemos visto hay varias maneras de cómo se nos presenta el pneuma: como origen de todo movimiento, como poder creador (en las cosas naturales), como providencia, como destino, como divinidad y también como ya se ha mencionado, como logos.
Así pues el principio activo y el principio pasivo, nos dicen, se mezclan, no están en oposición, por el supuesto que los estoicos nos dan, el cual dice que: todo es corpóreo, por lo tanto, la materia no existe sin el pneuma y el pneuma no existe sin la materia.

El universo

Estos principios intervienen también en la formación del universo, y es en el principio pasivo donde la materia esta formada por cuatro elementos, “dicen que principios y elementos son cosas diversas, pues los principios son ingénitos e incorruptibles, pero los elementos se corrompen; los principios carecen de cuerpo y de forma; pero los elementos la tienen” , estos elementos que son comúnmente ya conocidos: el fuego y el aire que nos representan lo caliente y lo frió, dos elementos clasificados por los estoicos como elementos activos que ejercen una fuerza centrifuga, los dos elementos restantes, son los pasivos, la tierra y el agua que representan lo seco y lo húmedo, estos a su vez también generan una fuerza llamada fuerza centrípeta, a lo que se llega con esto es que, si nos damos cuenta, estas dos fuerzas en el universo (centrípeta y centrifuga) hacen que éste mantenga un equilibrio cósmico.
Ahora bien, no desviándonos del tema del universo, veamos como era éste para los estoicos: nos dicen que, un fuego, que llaman el mas alto, fue el que dio origen a las estrellas fijas, éstas son seres animados que tienen que nutrirse de evaporaciones de los líquidos terrestres, y compuestas por un fuego creador que esta opuesto a un fuego destructor situado en la tierra, así pues, “debajo de la bóveda celeste se hallan las esferas de los siete planetas y, sucesivamente, se encuentra la esfera de la luna. Finalmente, la tierra se halla en el centro del universo” . Es pues, la teoría que manejan los estoicos. De otro modo, dicho lo anterior Diógenes Laercio nos dice los siguiente: “Dicen que El mundo fue hecho convirtiéndose la materia o sustancia de fuego en humor por medio del aire; luego, condensándose y perfeccionándose en tierra, su parte mas crasa, la sutil y ligera, se convirtió en aire, y la muy ligera y leve se convirtió en fuego. Luego, de la mezcla de estos resultaron las plantas, los animales y demás generaciones”
Esos cuatro elementos mencionados ya anteriormente, poseen dos movimientos diferentes: Uno de ellos se da de la actividad a la pasividad, en donde todo se origina del elemento y en el mismo se resuelve; El segundo movimiento, es a causa de la conflagración universal, al dilatarse el universo, el vacío del que es rodeado (por que solo en el universo puede haber vació), y todas las cosas se convierten en fuego.
En los dos últimos párrafos, anteriores a este, encontramos que (primer párrafo) se menciona que hay un fuego que origina, así mismo (segundo párrafo), que todas las cosas se convierten en fuego; De esta manera, siendo materialistas, los estoicos, siguen y se identifican con el pensamiento de Heráclito en cuanto a la sustancia primaria, el fuego, en cuanto al logos, como ley, como razón, y en cuanto a cambio, movimiento. El universo pues, nace del fuego, se destruye en el fuego, y vuelve a nacer en el fuego.

Todo es corpóreo.

En los individuos que conformamos este mundo, existe una tensión interior, pero no en todos es igual, en el individuo mineral esta tensión es una simple estructura, en el individuo vegetal se presenta como una naturaleza y en el individuo animal en un alma. Estos individuos, al igual que el hombre esta conformado por un cuerpo (soma) y un espíritu (nous), pero es el cuerpo el que constituye la realidad, por lo tanto son todos los cuerpos las únicas realidades, por eso la afirmación: todo es corpóreo.
Esta ultima afirmación, hay que señalar, tiene sus excepciones: hay para los estoicos cuatro incorpóreos.

1) Lo expresable: Indican la relación entre lo significado, lo significante y el objeto; es decir, lo que expresa la palabra, la palabra misma y el objeto al que se esta refiriendo. Por lo tanto hay un aspecto de entre estos tres que es incorpóreo, lo significado ya que puede ser verdadero o falso.
2) El vacío: El cual no existe en el mundo, solo puede existir fuera de el, por que sin el vacío, el mundo no podría después dilatarse cuando llegue la conflagración, por lo tanto se dice que es incorpóreo por que esta situado en lo no sensible, fuera de la realidad.
3) El lugar: Se define como intervalo que es ocupado por algún cuerpo, por lo tanto no puede ser cuerpo porque no podría ser ocupado por otro cuerpo.
4) El tiempo: Los acontecimientos que se suscitan en él, obedecen a la providencia, por esta razón es incorpóreo.

Mencionadas y definidas las excepciones, ya podemos decir que: “La realidad del mundo estoica es corpórea: todas las causas son corpóreas.” , no puede entonces, haber efecto alguno, que sea producido por una causa incorpórea, sobre esto mismo el pensamiento del estoico Zenón nos dice que “de ninguna manera una naturaleza que careciera de cuerpo podía crear algo…ni podía no ser cuerpo lo que creara algo o lo que fuera creado”

Dios esta en todas partes (Panteísmo).

De las nociones genéricas (prolepsis), viene el conocimiento de Dios, estas nociones, todos las poseemos y son comunes en el hombre gracias a que tenemos representaciones sensibles, y, a que poseemos una razón natural. Según uno de los estoicos más importantes, Cleantes, este conocimiento de Dios marca un proceso, el cual se da en cuatro causas:

1) La adivinación: En tanto que los dioses nos revelan algo de sus designios.
2) Bienes en la tierra: la divinidad los dispersa, es por eso que se dan.
3) Miedo a los fenómenos naturales: El sentir de una fuerza que nos trasciende.
4) Ordenación del universo: Revela un teologismo.


Dios tiene una existencia de acuerdo al orden racional de la naturaleza, los estoicos no lo veían como una deidad personal, como en el cristianismo, en el mundo occidental, que se ve como una teología esencial. Como el fuego es el principio y el origen, Dios por lo tanto era fuego para los estoicos, así como orden de todas las cosas, se veía a Dios también como el destino, Dios estaba en todas partes, como una fuerza viviente
Por lo tanto dicen los estoicos, el movimiento del universo, tiene una razón, una naturaleza inteligente (Dios), critican en este aspecto a Demócrito al decir que él explicaba el movimiento del universo por medio de necesidades ciegas. Dios es lo que para los estoicos, se identifica con el pneuma, pero al mismo tiempo, se identifica también con el mundo. Así pues, es representado con distintos elementos según el estoico que lo define, por ejemplo: Zenón lo representa con el éter, Crisipo con el cielo, y Cleantes con el sol; independientemente del elemento que sea de estos tres, se coincide que Dios es cuerpo, pero el mas sutil de todos, se encuentra junto con el hombre dimensionado en una realidad corpórea, con la diferencia de que el hombre se compone de cuerpo y de alma; Es muy interesante este aspecto que nos describen los estoicos (del alma), para ellos tiene una naturaleza ígnea, se origina por generación e intervienen el padre y la madre del sujeto, del hombre, “El embrión se desarrolla en el útero materno como una naturaleza vegetal. En el acto del alumbramiento, el pneuma del embrión contacta al aire frió del exterior y se convierte en alma. Finalmente como soplo ígneo, el alma se expande por todo el cuerpo” .

El alma humana es una de las expresiones de la naturaleza de Dios. En la física del estoicismo, también el alma se encuentra dividida, básicamente consta de ocho partes, cinco de ellas son los cinco sentidos, una sexta es la facultad procreadora, la séptima la facultad del lenguaje y la numero ocho es el hegemonikón, este ultimo tiene como función principal la conciencia y las funciones de ésta, que son cuatro: representación (phantasía), juicio (synkatáthesis), instinto (homé) y pensamiento (logos).
Podemos pues, en base a lo anterior, hacer una comparación, que hacían los estoicos: lo que Dios es para el mundo, el alma es para el hombre. Hay entonces un paralelismo en esto, existe un macrocosmos y un microcosmos dicen los estoicos; Dios que penetra y es alma del mundo, y el alma humana que esta contenida en el cuerpo y respira a través del mismo.

Teoría del eterno retorno

Al igual que los pitagóricos, la doctrina estoica comprendía esta teoría y la creyeron posible: es decir, un año cósmico, un eterno retorno de todas las cosas y seres que existen en el mundo. Esta teoría se explica de la siguiente manera “Según Estobeo, la sustancia se transmuta en fuego tanto como una semilla, y de esto se cumple de nuevo una ordenación exactamente igual a la anterior, dicha igualdad se ejemplifica de la misma manera: efectivamente existirá nuevamente Sócrates, existirá Platón y cada uno de los hombres con los mismos amigos y conciudadanos; y serán creídas las mismas cosas y discutidos los mismos argumentos y retornara igualmente cada ciudad, pueblecillo y campiña” . Se dice que probablemente por eso hay tanta diversidad de opiniones entre los mismos estoicos sobre la vida futura, tal vez no muestran mucha preocupación por este aspecto, de la misma manera que sea por eso el que muestran ese carácter fuerte ante la muerte


Conclusiones

Esta teoría física sobre la materia y el pneuma me parece muy bien elaborada y estructurada, pero como en todo debió haber demasiados filósofos e investigadores que tuvieron que criticar esta teoría, refutarla o modificarla, claro que no pudo faltar alguien que estuviera de acuerdo con ella, o que la complementara.
Los dos aspectos de esta teoría estoica, a mi parecer, que pueden ser de mas reflexión para quien se encuentra fuera de esa doctrina, mas específicamente para el lector quien se interesa por este tema, es por un lado lo que los estoicos interpretaban por Dios; y por otro lado, el aspecto de la materia.
En este ultimo aspecto, ya se menciono dentro de la teoría de el eterno retorno, que existirá nuevamente lo mismo, Crisipo nos dice que “la muerte es separación del alma de con el cuerpo; pero nada incorpóreo se separa de con el cuerpo, pues nada incorpóreo se relaciona con el cuerpo; ahora bien, el alma se relaciona y se separa del cuerpo, luego el alma es cuerpo” , toda persona que maneje bien los silogismos puede llegar a convencer, si analizamos esto, la teoría del eterno retorno esta afirmando la inmortalidad del alma, en todo el texto se ha expuesto el pensamiento de los estoicos, el cual afirma que todo es corpóreo, que el alma resulta pues, ser corpórea, si es corpórea entonces tendrá que ser corruptible, el eterno retorno contradice al decirnos que está en una especie de ciclo, que no muere, por surgir una y otra vez. Es todo muy confuso; ¿como pueden decirnos que “el alma es sensitiva, y que no es espíritu innato; por tanto es corpórea, permanece después de la muerte y es corruptible. Pero que el alma de el universo es incorruptible” ?. Afirmaciones juntas, a mi parecer contradictorias.
En cuanto a Dios, como concepto, se lo atribuyen a infinidad e cosas, esto puede ser explicable, pero no comprobable, y sabemos que ninguna teoría que abarque este tema podrá ser comprobable, un ejemplo esta en los presocráticos que se quedaron en el intento, hoy en día nadie cree que el origen de todo esta en el agua o en el aire, por lo mismo tampoco en el fuego, y de esta manera no podemos decir que en el fuego está Dios, y así podrán ir surgiendo mas y mas teorías que no podrán, a mi parecer, ser comprobadas, por lo mismo me inclino mas a lo que los mismos estoicos critican de Dios como teología esencial, ya que aunque tampoco puede ser comprobada, se inclina mas por las necesidades que debemos aceptar que tenemos, como las de fe, que involucran sentimientos, y en cuestión de sentido, nos satisfacen mas.
Diógenes Laercio: Vidas de los filósofos más ilustres, p 250.
Federico Ferro Gay: De la sabiduría de los griegos, p 248.
Diógenes Laercio: Vidas de los filósofos más ilustres, p 252.
Federico Ferro Gay: De la sabiduría de los griegos, p 250.
Citado por: Cicerón, Académicos segundos, I 39.
Federico Ferro Gay: De la sabiduría de los griegos, p 252.
Federica Ferro Gay, introducción histórica de la filosofía, p 71.
Citado por: Nemesio, Sobre la naturaleza del hombre, II, p 53.
Diógenes Laercio: Vidas de los filósofos más ilustres, p 256.

Bibliografía.

FERRO GAY, Federico: De la sabiduría de los griegos, Juárez chih, universidad autónoma de Juárez, 1995.
──: Introducción histórica a la filosofía, Juárez chih, impresora de Juárez S.A, 1968.
LAERCIO, Diógenes: Vidas de los filósofos mas ilustres, México, Tomo, 2004.
SEVILLA, Martín: Antología de los primeros estoicos griegos, Madrid, Akal, 1991.




Compártelo:Compártelo en FacebookCompártelo en Twitter

Autores por orden alfabético
A B C CH D E F G H I
J K L LL M N O P Q R
S T U V W X Y Z
Autores por Unidad Académica
 

Acerca de Exprésate | Bases para envío de aportaciones | Contacto

Universidad Autónoma de Chihuahua

Dirección de Extensión y Difusión - Coord. Gral. de Tecnologías de Información