Neomaterialismo libérrimo

Por: Luis Octavio Barraza Estrada
ffyl
Filosofía
Publicado: 2014-04-03 10:00:00

“De Samos ha salido
el físico postrero, el impudente,
el maestro de niños,
el más duro y mortal de los mortales” (1)

El mayor logro de la filosofía helenística es tal vez su gran búsqueda por el bienestar del hombre. En los escritos de ese tiempo se puede observar claramente como el ser humano o por lo menos los pensadores se preocupaban por la paz y la vida buena.
Epicuro no es la excepción, es tal vez el pensador más representativo de la herencia cínica y estoica en eclecticismo conjugado con el sentir presocrático más específicamente de Leucipo y Demócrito.
Heredero indirecto de la doctrina atomista y revolucionador en su tiempo de ésta, el nativo de Samos abraza el materialismo como explicación de su pensar al lado de su ética. La libertad del hombre era lo que defendía por un lado y por otro lo que chocaba con el determinismo predicado por Demócrito, aún así supo conciliar estos dos puntos con explicaciones que sentaron las diferencias con el abderita de la sonrisa proverbial (2).
Ser feliz, fue en lo que Epicuro creía, pues todos vamos hacia la nada. “La muerte no nos pertenece; pues mientras nosotros vivimos, no ha llegado ella; y cuando ha llegado ella, ya no vivimos nosotros” (3). Para él somos materia, materia destinada a perecer, en esto recuerda a Nietzsche o mejor dicho es Nietzsche quien nos recuerda constantemente la doctrina de Epicuro. Pero no es esto el motivo de este ensayo, aunque lo hemos mencionado para describir la trascendencia del pensamiento helenístico que en esta y varias cosas se anticiparon a su época.
Los principios
Nada nace de la nada y todo se compone de átomos en el vacío. Esta afirmación es la base de la física que nos atañe, en la que “bien conviene observar todas las cosas según los sentidos, y simplemente según las acciones, ya del entendimiento ya de cualquier criterio” (4) siendo esta manera de la cual Epicuro logro construir su pensamiento, principalmente ético, necesariamente gnoseológico y de la que se siguieron principios físicos necesarios. “Nada se hace de la nada… pues de lo contrario nacería de todo sin necesitar semillas… el universo siempre fue tal cual es hoy… si no hubiese el que llamamos vacío, no tendrían los cuerpos adonde estuviesen, ni por donde se moviesen…” de esto fácilmente se sigue que nada pasa a dejar de existir pues si así fuera todo hubiera llegado ya a su fin. Dentro de estos principios fue necesaria la formulación de que hay cuerpos que están llenos y que no se pueden corromper o dividir, en griego sin (“α”) corte o división (“τομον”), Demócrito ya había formulado está teoría anteriormente acerca de las partículas indivisibles de las que se formaban los cuerpos (arché).
“El universo es infinito, ya por la muchedumbre de estos cuerpos, ya por la magnitud del vacío” (5), explica Epicuro que estos átomos habitantes del vació y principio de todo lo que se ve forman figuras diferentes “que en las diferencias o variedades no son simplemente infinitas, sino sólo incomprensibles” (6) puesto que por formarse de otros átomos se pueden separar o unir más.
Dice que “estos átomos y el vació son causa de todo” (7) , queriendo con esto fundamentar su creencia de que los dioses no eran necesarios para explicar la naturaleza y con esto dar más paz al hombre. Menciona como cualidades de los átomos la magnitud o extensión, de la cual precisa que como hay átomos pequeños también los hay muy grandes, a diferencia de Demócrito que decía que eran invisibles para el ojo humano (8), y la gravedad o el peso para explicar como caían y además cambiaban de dirección, como virtud secundaria habla del color que “cambia según la variedad de sus posiciones”(9). Otro punto en el que coincide con Demócrito es en la forma de percibir la realidad o mejor dicho las sensaciones, por medio de efluvios provenientes de los átomos de los objetos.
El movimiento juega un papel importantísimo en la física de Epicuro ya que es el punto culminante en el que se une con la ética, base primordial de su pensamiento activo.
Con la teoría del movimiento desviado de los átomos se elimina toda referencia a los dioses, y se reafirma su búsqueda de la paz, al no estar sometido el hombre a las divinidades o al destino. Aquí entra en juego el azar, o “amor fati” que más de mil años
Volviendo al movimiento este se explica puesto que al poseer los átomos gravedad caen, por lo cual en el camino y en virtud de su movimiento a veces chocan unos con otros, lo que ocasiona el cambio de dirección, sumamente necesario para explicar la libertad humana y variedad de seres.
Dejar de lado los mitos y aceptar la fatalidad, es uno de los pasos para ser feliz.
No era pues que Epicuro fuera ateo como Demócrito, sino que acepta la existencia de los dioses, pero se niega a aceptar una forma infeliz de ellos, ya que un Dios sería un ser totalmente feliz, lejos de preocupaciones y desgracias “Dios es un animal mortal y bienaventurado” (10) y lejos también de intervenciones en la vida de los hombres “es impío… quien tiene de los dioses opiniones vulgares” (11).
Algunos historiadores afirman que probablemente designa dios a aquel que logra el ideal de vida propuesto por él: “(si meditas estas cosas)… nunca padecerás perturbación alguna, sino que vivirás como un dios entre los hombres; pues el hombre que vive entre bienes inmortales, nada tiene de común con el animal mortal” (12), tal vez el concepto de dios llego a ser sólo una figura utilizada por el (13), me disculpo por mi insistencia en el tema pero no puedo evitar hallar una similitud con el pensamiento de Nietzsche al comparar el dios de Epicuro con el “Übermensch” o hombre superior del que habla el alemán.
Conclusión
El título de este ensayo fue “materialismo libérrimo”, nombre que considero el mejor para designar el pensamiento epicúreo, materialismo primeramente por que procede de las enseñanzas de Demócrito el materialista por excelencia o por antonomasia, a lo que agregué libérrimo para designar el desacuerdo de Epicuro con el determinismo predicado por el abderita.
El pensamiento de Epicuro gira siempre entorno a la felicidad y la paz del hombre, la quietud del espíritu y la libertad digamos del alma.
“Es su filosofía la misma que la de Demócrito en sus principios generales, pero redimensionada en un sentido más humanístico, más al servicio del hombre.” (14)
¿Epicuro fue acaso el primer existencialista?, ¿lo conocieron Sartre y Nietzsche?, estas y otras preguntas me han venido a la mente y es seguro que tendré que hacer una investigación seguida de ensayo sobre este tema. Tal vez al lector le parezcan muy obvias las respuestas, pero creo firmemente en que nada es obvio y no está por demás una disertación al respecto.
Un aspecto admirable de la física epicúrea fue su sentido ético pro-humanístico. Aunque tal vez esto fue un accidente en la búsqueda de añadir un elemento desmitificador que sirviera para vivir de mejor manera.
Algo sí es seguro, y a pesar de que no existen muchos elementos para comprobar mi afirmación, creo que la física de Epicuro es de las mejores de su tiempo, simplemente si señalamos que no sólo quiso explicar, sino (lo digo redundantemente) humanizar y dar paz y felicidad al hombre.


(1) Diógenes Laercio: “Vidas de los filósofos más ilustres”, p.335.
(2) Demócrito de Abdera.
(3) Diógenes Laercio: “Vidas de los filósofos más ilustres”, p.367.
(4) Ídem, p.345.
(5) Ibídem, p.345.
(6) Ibídem, p.346.
(7) Ibidem, p.346.
(8) Ibidem, p.313.
(9) Ibídem, p.346.
(10) Ibídem, p.367.
(11) Ibídem, p.367.
(12) Ibídem, p.370.
(13) Federico Ferro Gay: “De la sabiduría de los griegos”, p.231.
(14) Ídem, p.226.

Bibliografía
Laercio, Diógenes: “Vidas de los Filósofos más Ilustres”, Grupo Editorial Tomo, México, D.F., 2006.
Federico Ferro Gay: “De la sabiduría de los griegos”, Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, Ciudad Juárez, Chihuahua, 1995.
http://wwwCínicos.com, 28 de Noviembre del 2007.



Compártelo:Compártelo en FacebookCompártelo en Twitter

Autores por orden alfabético
A B C CH D E F G H I
J K L LL M N O P Q R
S T U V W X Y Z
Autores por Unidad Académica
 

Acerca de Exprésate | Bases para envío de aportaciones | Contacto

Universidad Autónoma de Chihuahua

Dirección de Extensión y Difusión - Coord. Gral. de Tecnologías de Información