El alma del héroe frente al destino

Por: José Alejandro García Hernández
ffyl
Letras Españolas
Publicado: 2014-04-03 10:00:00

La tragedia en Sófocles muestra las heridas del destino sobre el hombre, proyectado desde el interior del héroe trágico, lo que resalta su lado humano y la consecuencia funesta, una especie de ironía trágica que conlleva la fatalidad a la que es sometido el protagonista.
“Los dioses que te hirieron, te levantarán de nuevo” (1). En estas palabras del filósofo y dramaturgo griego hay una respuesta al grito del hombre moderno: apenas el destino se hace conciencia, se transforma y cesa la pena cuando se da a conocer.
A diferencia de la tragedia de Esquilo, Sófocles nos muestra una forma más humana de expresar el sentido del destino, ya no está íntimamente ligada a los deseos de los dioses, pero sí se encamina por una maldición generada en el pasado que trasciende en los protagonistas de las obras del autor.

El destino
El destino como creación del hombre
El destino sigue presente en los héroes trágicos, pero a diferencia de las obras de Esquilo, presenta factores modificados por los hombre.
La figura del oráculo aparece de nuevo para predecir los infortunios, aunque los personajes trataron de evitarlos, terminaron por padecer las fatalidades de una manera diferente a las dicha por el vidente.
La figura del destino se va desvaneciendo puesto que son las pasiones humanas las que van terminando con esa vida y llevan al protagonista a un final fatal. Aunque no todos los sentimientos negativos prevalecen en los escritos, existen algunos que le dan vida al personaje los cuales desencadenan una trama más trágica.
Las tragedias de Sófocles centran buena parte de su contenido en temas humanos de trascendencia universal y eterna, como el amor, la nobleza, los conflictos sentimentales, la codicia, la soberbia, la maldad, la incomprensión, la lucha contra principios y leyes que se reputan equivocados, la pasión y el odio.(2)
Sófocles nos narra el enfrentamiento de estos sentimientos y el desenlace funesto que lleva el héroe trágico.
La crítica del autor trata sobre los sentimientos negativos tanto divinos como humanos, los cuales logran vencer a los benévolos. Sin embargo, esto lleva al cumplimiento de una predicción que es sinónimo de miedo entre los helénicos, los cuales tienen la conciencia sobre el cumplimiento del destino y la búsqueda de la verdad.

La ignorancia del delito
El hombre mortal conoce su papel en el mundo como juguete de los dioses, y sabe la significación del destino sobre su vida.
La conciencia sobre la predicción del oráculo permite al héroe crear una forma para evitar ese designio, pero la sociedad helénica conoce sobre el cumplimiento del augurio.
Aunque el héroe intente eludir el presagio siempre terminará por aceptarse como el portador de los males que afectan a los personajes, terminando su historia con un final fatal. De ahí viene la ironía trágica, la cual llega al protagonista al conocerse culpable del delito, aún y cuando trató de desafiar a las fuerzas divinas.
Apolo es el culpable, Apolo amigos míos; él es el autor de mis males y crueles sentimientos. Pero nadie me hirió, sino yo mismo en mi desgracia ¿Para qué me servirá la vista, si nada podía mirar que me fuese grato ver? (3)
Aunque no se habla sobre una conciencia para obrar mal, simplemente se muestra a un héroe trágico que intenta cumplir con un ideal, en el cual desconoce sobre la trascendencia funesta acarreada, y, consciente sobre la participación de los dioses en dicha acción, acepta la culpa y decide sufrir las consecuencias de todos los actos cometidos por él (o ella). De ahí la caracterización del héroe trágico como tal, muere y soporta los pesares de su causa noble contra la adversidad divina y humana.

La fatalidad final
Como consecuencia de la ironía trágica, la fatalidad toma su lugar en el final de las tragedias. No se trata sobre un desencadenador mortal, sino un desenlace que refleja las consecuencias de las pasiones humanas, y posteriormente su fatalidad a través del héroe trágico.
Analizando la figura de Edipo, la sentencia es inflingida por él mismo. Después de analizar su ironía trágica al tenerla en sus manos, decide no volver a observar algo con sus ojos.
En el caso de Antígona, la impotencia femenina al enfrentar las órdenes del rey, quien contradecía sus ideales teológicos y fraternales, esto la llevó a aceptar una muerte ordenada por un hombre.
¡Oh patria, ciudad de la tierra tebana, y dioses de mis abuelos! Ya me llevan; nada espero. ¡Mirad, príncipes de Tebas a la princesa única que queda, lo que sufre y de qué hombres, por haber practicado piedad! (4)
El punto culminante de las tragedias de Sófocles (5), nos muestra de una manera reflexiva el perecer de los sentimientos nobles ante los deseos humanos. La desgracia de esta idea remarca lo siguiente: aún y cuando se tengan los mejores planes para hacer lo correcto sin recibir nada a cambio, siempre llevará una pena en su cumplimiento, pues esto es lo que glorifica al héroe trágico, el sacrificio y la responsabilidad de sus actos. (6)
Lo ilustre del protagonista recae sobre la conciencia del mismo. Asimilando su final y por el hecho de completar su objetivo ya sea por amor o por honor, sigue su ideal hasta dar la vida o auto infligirse el dolor, solamente para cumplir una promesa o llevar a cabo su palabra.

La tragedia de Sófocles
Explica cómo los sentimientos y las pasiones humanas pueden llevar al cumplimiento de un destino marcado por una maldición y el desencadenamiento fatal al final de su vida.
El héroe trágico está destinado a sufrir desgracias por mandatos divinos o humanos, decayendo el protagonista frente a los deseos arbitrarios de un antagonista, provocando su martirio aceptado y reflexionado.
Lo relevante de los personajes explicados en las obras de Sófocles, son las frases expresadas al momento de enfrentar su destino. Manifiestan su naturalidad humana y aceptan su pena con tal de cumplir un objetivo. Si se trata de una presentación ante una audiencia, entonces se lleva a una purificación del hombre más reflexiva con el interior del alma propia.
Los dioses de Sófocles no proporcionan consuelo al ser humano y, aunque dirigen su destino para que se conozca, el ser humano como tal se concibe primeramente como ser expuesto y abandonado. Sólo a partir de su aniquilación parece que su esencia, al purificarse, consigue pasar de su disonancia a un estado de armonía con el orden divino. Por esta razón, los personajes trágicos de Sófocles son seres solitarios, desarraigados, rechazados: como señalan todas las palabras que los definen. Pero el desarraigo violento no lo padecerían de forma tan dolorosa si no estuvieran tan entrañablemente enraizados en su naturaleza. (7)
La mejor manera para lograr una catarsis totalmente analítica, es demostrando cómo el alma humana tiende a expresar sus sentimientos más pasionales, lo cual lleva a su castigo y tiende a padecer por sus acciones (8) y lo llevan a encontrarse a sí mismo enfrentando una reflexión con su conciencia a través de la voz del coro.

El desconocimiento de la realidad y su final
El aspecto importante de este punto trata sobre la ignorancia de uno mismo ¿Quién soy? ¿Qué hago aquí? La respuesta puede tenerse enfrente, pero en ocasiones no se desea porque el resultado puede ser fatal. Aquí suele librarse un conflicto entre el héroe y su destino, más no un destino marcado por una maldición, sino la ignorancia y las actitudes humanas que llevaron al personaje a cumplir ese augurio.
Que estallen, si es menester; que yo quiero conocer mi origen, aunque éste sea de lo más humilde… Pero yo me considero hijo de la fortuna, que me ha colmado de dones, no me veré nunca deshonrado. De tal madre nací; y los meses que empezaron al nacerlo, son los que determinaron mi grandeza y mi abatimiento. Y siendo tal mi origen, no puedo resultar que sea otro, hasta el punto de querer ignorar de quién procedo. (9)
En estas palabras de Edipo se muestra lo poco que se puede conocer un hombre al grado de no saber sus inicios, lo cual lo llevan a una duda sobre la ironía trágica y a tratar de conocerse.
El hombre es curioso por naturaleza. Desde los inicios siempre ha intentado conocer el principio de todo, y por la misma curiosidad llegó su desgracia (10).
El punto tratado en las obras de Sófocles se centra en la desgracia al momento de conocer la verdad.

El castigo de las pasiones humanas
En la mayoría de las veces las pasiones superan al razonamiento, tal es el caso del mito sobre Psique y Eros en el cual nos mencionan de una manera metafórica cómo el razonamiento se pierde al momento de encontrarse con el amor.
En las obras de Sófocles se muestran los sentimientos por ambos bandos, por un lado los benignos, y por el otro los maliciosos, los cuales reflejan la naturalidad del pensar helénico. Cabe recordar sobre la trascendencia de ambas conciencias: Los pensares negativos siempre llevarán un castigo final, en el caso de Edipo y Antígona, la destrucción del linaje familiar. Los positivos aún y tengan la mejor intención de lograr su propósito se verán opacados por la fuerza humana al intentar lograr el castigo. El sentido trágico de estos sentimientos resume el choque entre ambos lo cual conlleva al infortunio del héroe trágico.
Aún y el antagonista logre su cometido, éste se verá atormentado por sus acciones al reflexionarlas y posteriormente sufrirá un castigo mayor, en el caso de la destrucción de sí mismo se tiende a la desaparición de la descendencia.
Lo que trata la obra al momento de representarse ante una audiencia con las características humanas, es el pesar que acarrea la ejecución de los dos tipos de sentimientos. Sólo así se llegaría a una reflexión llevada a través de la catarsis.

El héroe trágico
A diferencia del épico, el héroe trágico demuestra su flaqueza humana ante la decisión divina y el destino, lo cual lo lleva a su fatalidad de una manera gloriosa. La forma para llegar al augurio corresponde en parte a sus debilidades como mortal, tal es el hecho de afrontar su responsabilidad como causante de los augurios o enfrentar su muerte ante una imposibilidad y sacrificarse por su objetivo. Todo esto con la conciencia sobre el infortunio que espera en el final, pero la característica de un héroe es enfrentar esa situación aún y se cuestione sobre su vida o su honor. En muchas ocasiones decidirá en evitar ese mal, pero es la decisión de hacer lo correcto al momento de enfrentar su castigo, y esto glorificará su nombre como héroe.
CORO.- No sé cómo pueda decir que hayas tomado buena determinación; mejor te fuera no existir que vivir ciego.
EDIPO.- Que no sea lo mejor que he hecho, ni tienes que decírmelo, ni tampoco darme consejos. Pues yo no sé con qué ojos, si la vista conservara, hubiera podido mirar a mi padre en llegando al infierno, ni tampoco a mi madre, cuando a mis crímenes con ellos dos son mayores que los que se expían por la estrangulación… (11)
Se muestra a un héroe responsabilizado de sus actos. La referencia sobre ésta cita trata sobre un personaje decidido a sufrir por sus actos en lugar de acabar con esa desdicha decidiendo por la muerte. Sería un acto de cobardía si decidiese acabar con su vida, de ahí la característica del héroe trágico, sufrir por las actitudes humanas y divinas.

Edipo, el alma y el dolor
Al analizar los temas anteriores relacionados con las tragedias de Sófocles, se toma a Edipo como la figura heroica masculina, la cual al momento de encontrar la verdad sobre el infortunio acarreado al pueblo tebano, decide sufrir los pesares aún y no sean causadas por él.
La figura de Edipo puede analizarse de la siguiente manera con las siguientes características:
• Tiende a buscar la verdad de cualquier manera teniendo en mente el funesto resultado.
• Se mantiene fiel a la palabra dicha por él sobre castigar al asesino de su padre.
• Decide sufrir las consecuencias de sus actos, aún si no fueron originados por él.
Como personaje de la literatura universal destaca su representación como el símbolo clásico de la tragedia griega. El detalle de héroe trágico se resalta en la actitud de sufrir el final y no terminarlo con su muerte. En algunas ocasiones, la cobardía y el deseo de retirarse de las penas parece una solución apropiada para aquella situación, mas el héroe trágico no se comportaría como tal.
El aspecto del honor prevalece al final de la obra, en donde Edipo mantiene su palabra al momento de desterrarse. En este detalle se resalta la decisión de un hombre al enfrentar su infortunio con honor, con el consentimiento del futuro sufrimiento y la aceptación de la culpa.
EDIPO.- Échame de la tierra ésta lo más a prisa posible, a donde muera sin que ninguno de los mortales me pueda hablar.
CREONTE.- Ya habría hecho eso, tenlo entendido, si no quisiera preguntar antes al oráculo lo que debo hacer.
EDIPO.- Pues el mandato de aquél está bien manifiesto: matar al parricida y al impío, que soy yo. (12)
Edipo representa un choque entre las virtudes y las desgracias de un hombre mortal, el resultado de dichas características lleva al final trágico que glorifica al héroe.
Pero la finalidad importante de los planteamientos y representaciones de las obras de teatro es lograr la purificación del alma a través de la reflexión de las desgracias conllevadas a las pasiones humanas. Mostrar ese final trágico lleva al público a razonar el castigo de las acciones llevadas por el impulso negativo de los hombres.
Posiblemente la tragedia griega de más repercusión, Edipo rey supone el punto más trágico de la leyenda perteneciente al ciclo de Tebas. Para Aristóteles el arquetipo de tragedia griega y posiblemente para las generaciones posteriores, Edipo rey es el conflicto del hombre bueno y justo que vive orgulloso de lo suyo desconociendo su trágica y cruel verdad. (13)
Como símbolo de la actualidad, Edipo ha llegado desde la literatura hasta la comprensión psicológica. Los temas tratados por Sigmund Freud sobre el llamado complejo de Edipo datan del deseo pasional del hijo masculino por la madre, en cambio con el padre siente un deseo de superarlo en los aspectos de masculinidad.
Estos trabajos están basados puramente en el mito de Edipo.

Antígona, el deber y el amor
La protagonista de la obra presenta varias de las características de su padre y otras diferentes como lo son:
• Deseo por cumplir su objetivo a pesar de los conflictos conllevados.
• El honor ante una situación nefasta.
• Aceptar su final con una actitud de amor y dignidad.
• Enfrentar a sus antagonistas masculinos aún y teniendo la debilidad de mujer.
Lo más sobresaliente de Antígona, es el hecho de seguir un ideal honorable y pedir por la justicia de quien no la ha recibido, pero el aspecto trágico de su historia recae sobre la caída de esa esperanza ante una fuerza humana arbitraria.
El sentido más trágico visto en antígona es la derrota de las buenas acciones ante una autoridad con deseos negativos. La impotencia de Antígona como mujer siendo vencida por las fuerzas malignas de los hombres.
Miradme ¡oh ciudadanos de mi patria!, comenzando mi último viaje y mirando por última vez la luz del sol, que ya no veré más: porque plutón, que a todos recibe, me leva viva a las orillas del Aqueronte, sin haber participado de himeneo y sin que ningún himno nupcial me haya celebrado; pero con Aqueronte me casaré. (14)
El punto radical de héroe trágico (15) trata en el momento en donde el protagonista plantea su pensamiento más natural, puesto que en una situación en donde sufre o sabe sobre su muerte es cuando se conoce la naturaleza del sentimiento humano, de ahí resalta si lo hizo con la intención de amor o del honor, pero en sí lo más importante, si sacrificó sus ideales, su imagen, e incluso la vida para lograr el bien, aún y pierda ante los deseos negativos.
No hay amor más grande que dar la vida por sus amigos (16)

Conclusión
Los personajes de Sófocles nos relatan el enfrentamiento entre pasiones humanas, cómo pueden desencadenar fatalismos y cómo pueden sobresalir por sus bondades. La crítica del autor trata sobre el infortunio conllevado por estas pasiones desencadenando así el destino. La representación de estas escenas llevará al hombre a la purificación de su alma a través de una reflexión profunda sobre el castigo de las malas acciones.
El honor, el sacrificio y el amor rescatan a la humanidad de las pasiones negativas. Aún si caen derrotados ante el mal, serán estos sentimientos del alma los que nos definirán como héroes.
Referencias:
(1) Diccionario océano de sinónimos y antónimos. Grupo editorial océano. Gispet Carlos. MCMXCII Edición. 1992. Barcelona España. Pág. S/N
(2) Sófocles. Tragedias. Editores Mexicanos Unidos, S.A. Luís González Obregón. Segunda reimpresión, abril 2005. Impreso en México. Pág. 18
(3) Ibíd. Pág. 113. Diálogo de Edipo al conocer la ironía trágica sobre su destino.
(4) Ibíd. Pág. 180. Diálogo de Antígona al momento de escuchar la orden de Creonte.
(5) En este caso Edipo y Antígona.
(6) Nivel interpretación
(7) http://www.mercaba.org/FICHAS/Teologia_latina/antigona_o_el_poder_de_lo_real.htm Enzo Solari Alliende. Fecha de consulta 4 de noviembre
(8) Independientemente si es parte de un augurio predestinado.
(9) 2 Ibíd. Pág. 108 Momentos en donde Edipo va encontrando su origen.
(10) Se hace referencia al mito de Pandora
(11) 2 Ibíd. Pág. 114
(12) 2 Ibíd. Pág. 115
(13) http://club2.telepolis.com/mandragora1/tragedia/sofocles.htm Fecha de consulta 7 noviembre 2006
(14) 2 Ibíd. Pág. 178
(15) En este caso Antígona
(16) Jn. 15, 13. La Biblia latinoamericana Editorial verbo divino. 69 Edición. 1995
Bibliografía
(1) Diccionario océano de sinónimos y antónimos. Grupo editorial océano. Gispet Carlos. MCMXCII Edición. 1992. Barcelona España. Pág. S/N
(2) Sófocles. Tragedias. Editores Mexicanos Unidos, S.A. Luís González Obregón. Segunda reimpresión, abril 2005. Impreso en México. Pág. 18
(3) http://www.mercaba.org/FICHAS/Teologia_latina/antigona_o_el_poder_de_lo_real.htm Enzo Solari Alliende. Fecha de consulta 4 de noviembre
(4) http://club2.telepolis.com/mandragora1/tragedia/sofocles.htm Fecha de consulta 7 noviembre 2006
(5) Jn. 15, 13. La Biblia latinoamericana Editorial verbo divino. 69 Edición. 1995



Compártelo:Compártelo en FacebookCompártelo en Twitter

Autores por orden alfabético
A B C CH D E F G H I
J K L LL M N O P Q R
S T U V W X Y Z
Autores por Unidad Académica
 

Acerca de Exprésate | Bases para envío de aportaciones | Contacto

Universidad Autónoma de Chihuahua

Dirección de Extensión y Difusión - Coord. Gral. de Tecnologías de Información