Cartas

Por: Javier Omar Ramírez Villa
fcq
Químico Bacteriólogo Parasitólogo
Publicado: 2011-03-07 11:04:00

Carta No. Uno

Si pudiera escribirte
y en un verso sentirte,
si pudiera desarmarme
y de mi corazón alejarme.

Para cantarte una canción,
gritarte en el alma
oírte en mi silencio
que es también tu silencio.

Quererte en mi mundo,
tenerte en mis sueños,
llenarme de tu existencia
llevarte en mis amaneceres.

Si pudiera... si pudiera dibujarte,
y en el cielo pintarte,
con el marco de tus manos
con los colores de mi mente.

Si pudiera... si pudiera contarte
con las letras mis sueños,
con las palabras mis anhelos,
con mi voz mi pensamiento.

Si pudiera... si pudiera decirte
y mi coraza partir,
solo así entenderías
lo que pasa en mí...

por lo que siente por ti...

Si pudiera escribirte, cantarte, dibujarte
si pudiera tenerte, pintarte y decirte,
creo que no encontraría palabras...
solo tu mirada me dejaría sin palabras...

Carta No. Dos

Mi espacio se contrae con tu sueño,
mi mundo se amarga con la distancia,
mi música se detiene,
mi sonido se apaga en el interior.

A pasado el tiempo,
cada noche te sueño,
cada amanecer desespero,
cada medio día me muero...

Cada día es un pesar,
cada llamada tuya un despertar
cada respiro en ti,
cada olor que me recuerda...

La distancia es veneno,
la pasión morirá,
el recuerdo es acido
carcomiendo mi piel...

Tiempo pared que me aprisiona
distancia, mi enemiga,
recuerdo, mi único regalo,
Espera, mi única condena...

Carta No. Tres

¿Cuántas veces te he dicho te quiero
cuando descansas sobre mi pecho?
¿Cuántas veces te he dicho te quiero
cuando descanso sobre tu pecho?

¿Cuántas veces te he dicho te quiero
cuando caminamos tomados de la mano?
¿Cuántas veces te he dicho te quiero
en los sueños que tenemos,
en los besos que nos damos,
en el tiempo que nos vemos...?

¿Cuántas veces te he dicho te quiero
cuando juego con tu cabello?
¿Cuántas veces te he dicho te quiero
en las noches a oscuras...?

¿Cuántas veces te he dicho te quiero
en los arrecifes y cañadas,
en los centros y en los valles,
en las alturas y en las nubes,
en mis poemas en tus virtudes...?

¿Cuántas veces te he dicho te quiero
en el amanecer primoroso
o la lluvia intensa que cae?
¿Cuántas veces te he dicho te quiero
en los labios de otros,
en las cartas que te escribo,
en los momentos aquellos...?

¿Cuántas veces,
Cuántas veces
me he visto en tus ojos y callado
me he sentido en tu boca y callado
me he acurrucado en tu vientre y callado?

Por eso hoy lo diré al mundo,
¿CuÁntas veces te he dicho te quiero
no importa, lo que importa es lo siento...?

Carta No. Cuatro

Te conocí un día cualquiera
olvidable como cualquier otro,
te vi solo un par de veces
y la vida no te mostró importante.

De tal forma que hoy estas aquí
al igual que el bosque,
al igual que el mar
al igual que mis sueños perdidos.

No recordaba tu nombre,
no recordaba dónde fue,
no podía averiguar de dónde saliste,
pero estás aquí...

Como un vendaval veloz
como el fuego ardiente,
como un regalo que nunca pedí...

No recordaba tu nombre
pero sabía quien eras,
no recordaba la historia
pero sabía que era verdad...

Crimen mortal el olvido,
crimen del que me siento atraído...

Ese día tu me encontraste,
y de mi de nuevo te fuiste,
ahora yo entro en el juego
la ruleta me toca jugar...

A la vuelta del destino nos
volveremos a encontrar...

Carta No. Cinco

¿Cuánto tiempo es necesario esperar?
¿Cuánto?...
¿Para esperarte a ti?...

¿Acaso crees que me quedaré aquí
sentado viendo pasar la historia?

¿Hasta que te decidas a venir conmigo?

¿Sabes una cosa?

Solo lo diré una vez

Sí...

Carta No. Seis

Te escuche hablar, te escuche llorar,
te sentí molesta, abrazarte quise,
solo en mi mente, solo en mi pensamiento.

Pedías solo comprensión,
pedías solo un corazón,
a ti atado con un lazo,
anudado con verdad...

Ofrecerte quise una salida,
pero yo... no podía...
la distancia marca la diferencia
el tiempo marca el no rumbo...

Solo puedo ofrecerte lo que
a mi alcance está, solo la
hermosa ilusión del amor,
la magia de la espera...
la comprensión de la escucha
la amistad de las letras,
y el calor del corazón...
el sonido del silencio.

La compañía en los días lluviosos
la vista directa a los ojos,
la suavidad de la imagen,
el espiral del oído...

la voz que lo que nos une,
los cuentos y las historias que decimos,
las noches que pasamos abrazados
las tardes de cama y televisión...

Que bella es la ilusión
aun estando separados
juntos nos sentimos,
aun estando fuera
dentro emanamos...

La esperanza del encuentro
de esa de esa mejor no hablamos.
Ya habrá otras cartas,
ya habrá otros momentos,
ya habrá mas recuerdos...
y mas conocimiento...

Carta No.Siete

Quédate conmigo aquí... aquí
en mis manos, aquí en mis brazos
quédate aquí en mis ojos,
quédate... quédate... quédate

No veas el pasado, ese es historia,
no cuentes los días,
no veas el calendario,
solo tenemos esta noche.

Respira... respírame,
magnolia púrpura de mi corazón,
transpira... transpira
pantanal de mi corazón...

Emana con fuerza tu voz
deja salir de tu interior
el fuego que aprisionas...

Besa... bésame
con descaro si es preciso,
besa... bésame
sin respeto continuo.

Camina por el portal
con rumbo al abrigo mortal
siente el calor...

Toma... toma lo que quieras
llévate mi interior,
toma lo que soy y lo que tengo
y no me dejes ir jamás...

Se que pronto te irás
y de mi te alejarás
dame este recuerdo,
toma este mi regalo...

Carta No. Ocho

No puedo hablar mucho,
es noche debo dormir,
solo dejaré aquí en beso,
y una bella oración.

Recuerda lo que somos
recuerda a donde vamos
recuerda lo que sentimos.

No dudes los besos
no dudes las caricias.

Abrázame fuerte
y vamos a dormir...
gracias por este día...
Gracias por esta noche

Gracias por el sueño del amor.



Compártelo:Compártelo en FacebookCompártelo en Twitter

Autores por orden alfabético
A B C CH D E F G H I
J K L LL M N O P Q R
S T U V W X Y Z
Autores por Unidad Académica
 

Acerca de Exprésate | Bases para envío de aportaciones | Contacto

Universidad Autónoma de Chihuahua

Dirección de Extensión y Difusión - Coord. Gral. de Tecnologías de Información